Me encanta fotografiar recién nacidos, pero reconozco también que es uno de los PROYECTOS FOTOGRÁFICOS MÁS DIFÍCILES que hay, con diferencia.

Es un momento muy especial, tanto para los padres como para mí como fotógrafa. Cada recién nacido tiene unos hábitos y unas características distintas, por eso cada sesión de fotos es diferente.

Las sesiones de recién nacidos las hago siempre en mi estudio. Allí intento cuidar cada detalle para que el bebé se sienta como en casa y con todas las medidas de protección y prevención higiénicas y más con la situación actual del COVID19. Es muy importante la comodidad de la madre y del bebé para crear un espacio tranquilo y relajado. Por ello siempre recomiendo que vengan solo los papis con el bebé o en su defecto con el hermanito mayor, pero eso ya, en día de la sesión familiar.

CUANTO TIEMPO DURA LA SESIÓN

Durante la sesión me vuelco por y para el bebé. No tengo un tiempo establecido para la sesión. Me tomo el tiempo necesario dependiendo del estado del recién nacido. Cuando tengo suficiente material doy por terminada la sesión de fotos.

Normalmente doy opción a 2 CITAS EN DÍAS CONSECUTIVOS, por si, en un solo día no da tiempo a tener el material que necesito, tengamos siempre un “día de reserva extra” por si hiciese falta para completar las fotos estipuladas en el contrato. Los primeros días los bebés todavía no tienen muy asentadas sus costumbres y la alimentación y por eso, cada bebé es un mundo.

Para mi lo primordial es  entregar un buen trabajo no limitado por el tiempo.

Aproximadamente suelo estar durante unas 3 – 5 horas en un entorno bastante calentito y en las mejores condiciones para el pequeño. Las sesiones se sueles realizar indistintamente por la mañana o por la tarde, según las características que me informe la madre del carácter de su propio bebé, para encontrarlo lo más participativo posible para las fotos. Para ello, mantengo una entrevista previa con la mami para que me diga cual es el momento del día más adecuado para hacer las fotos a tu bebé en concreto.

COSAS A TENER EN CUENTA:

Hay que hacer la RESERVA DE LA SESIÓN NEWBORN durante tu periodo de embarazo.

 Para hacer estas fotografías es necesario que el bebé tenga entre 7 y 15 días. Se pueden hacer fotos después, pero es muchísimo más difícil conseguir los poses típicas del recién nacido y conforme pasan los días es mucho más difícil mantenerles dormidos durante toda la sesión y además su sistema locomotor ya empieza a tener más fuerza con lo que hay mas dificultad de conseguir poses bonitas, fotográficamente hablando.

Soy de las que prefiere hacer las fotos una vez le haya caído el ombligo al bebé, ya que es mucho más facil de manipular sin el miedo de que la pinza roce o se enganche con algo y se pueda desprender en la misma sesión provocando un jaleo innecesario para ninguna de las partes…aparte que estéticamente es mucho más agradable ver este tema solucionado, sin llegar a ver la pinza clínica en ninguna foto.

En la sesión se incluyen fotos con los papás y con los hermanos (si los hay) pero en una sesión posterior al día de las fotos de newborn.

Pasaremos juntos toda la mañana o la tarde, por eso es tan importante que vengáis cómodos y con algo de comer, si os apetece.

Cuando reservemos, os preguntaré la forma en la que vais a alimentar al bebé (pecho o biberón).  Es importante conocerlo para daros las instrucciones necesarias para que la sesión de fotos sea todo un éxito.

Para tener una sesión tranquila y que el resultado sea el esperado, es muy importante que estéis puntuales a la hora de la cita, así nos aseguramos unas excelente fotos.

Para que el bebé esté tranquilito, es ideal que traigáis el chupete, así no lo use aún. Sólo lo usaremos si es necesario.

Es importante que no tengas ningún compromiso cercano a la hora de la sesión, así no estaréis con prisa y podremos hacer unas fotos muy chulas.

Son sesiones largas y en la mayoría de ocasiones muy difíciles, por ello solo recomendamos que vengan los dos papis del bebé o en su defecto algún acompañante, pero no más de 2 personas, por asegurar el de aforo reglamentario del estudio.

Estaremos a temperaturas altas para que el bebé no pase frío, ya que le haremos fotos sin ropita. Es recomendable que vengáis ligeros de ropa para que no os agobiéis por la temperatura.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies